fbpx

Qué tener en cuenta si compras un PC portátil de segunda mano

Haciendo click con tu compu...

Comprar algo de segunda mano es cada día más habitual. Las aplicaciones y webs de compra y venta funcionan muy bien en estos momentos, de ahí que la práctica sea cada vez más extendida. No obstante, el problema no se encuentra tanto en la plataforma, sino en el producto, sobre todo si se trata de tecnología.

Te contamos qué debes tener en cuenta si compras un PC portátil de segunda mano.

La batería

La parte más importante de un portátil, más si cabe al ser de segunda mano: la dichosa batería. Sin batería no hay ordenador, y eso es una máxima que cuesta entender, así que comprueba bien si esta funciona de manera correcta. ¿Cómo? Pues en caso de que se pueda extraer, pues, por ejemplo, encendiendo el PC y viendo que esta no se agota en 10 o 15 minutos.

Si te ocurre que la batería no se puede extraer, como cada vez es más normal, nuestra recomendación es que enciendas el PC, lo dejes funcionar durante un rato y compruebes que todo va bien.

Panel táctil

El segundo punto que más problemas suele dar: el panel táctil para controlar el portátil con el dedo. Dedícale un tiempo a que todo funcione sin fisuras, desde que los clicks de ratón se ejecutan bien hasta que el ratón tiene una buena sensibilidad a nuestro dedo.

Recuerda tocar las opciones de calibrado para ver si existe algún problema al respecto (el momento de las comprobaciones es ahora, no tras comprarlo, no lo olvides).

Las bisagras

Poco se mencionan, pero son vitales: las condenadas bisagras de la pantalla. Aquí llevamos varios portátiles rotos por este percance, ya que están fabricadas, en la mayoría de ocasiones, de un plástico bastante endeble y que se fractura con facilidad. Por ello, comprueba que las bisagras aguantan la apertura y el cierre sin que nada salte por los aires.

Por otro lado, y ya que estás con la pantalla, hazle un chequeo a la misma. Observa si las esquinas están dañadas, así como si tiene algún píxel muerto o alguna parte rota. Todos estos desperfectos se ven mejor con el PC encendido, para que no lo olvides.

Pide el número de serie o ticket de compra

Cada vez se roban más PCs portátiles, así que no dudes ni un momento en pedir el número de serie del equipo, además del ticket de compra o factura. Puede parecer un acto baladí, pero te servirá para corroborar si el PC ha sido adquirido de manera legítima… o por el contrario pertenece a un robo. Si ocurriera esto último, te puedes meter en un marrón al adquirirlo, te avisamos.

¡Y no te olvides un USB!

“¿Para qué diablos quiero un USB?”, te puedes estar preguntando. Pues muy sencillo: para comprobar que cada puerto funciona bien. Piénsalo: si vas conectando y sacando el USB de cada puerto, en cuestión de segundos sabrás si todos sirven o hay alguno que está inhabilitado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *