Batería de los portátiles | Mitos y verdades

publicado en: Inicio | 0
Hay pocos elementos más preciados por los usuarios que las baterías de los gadgets electrónicos. En el caso de los portátiles, las baterías estás asociadas a estos equipos desde sus inicios, pero han ido sufriendo una gran evolución durante estas últimas décadas. Como la tecnología de estas ha cambiado mucho, te contamos cuáles son los mitos y verdades que rodean al mundo de las baterías de los portátiles.
Tipos de baterías
Antes de entrar en materia, lo primero que debemos dejar claro es que existen dos tipos de baterías: las fabricadas en ión de litio y las de polímero de litio.
Las diferencias entre ambas son simples: la sal de litio está contenida en las de ión en una especie de líquido, mientras que en las de polímero es parecido a un gel. ¿Para qué te vale saber esto? Pues para poco más que tener algo de conocimiento general, ya que lo único que debes conocer es que las baterías de ión de litio son las habituales hoy en día.
¿Hay que quitar la batería? Falso
Si hemos hecho la introducción anterior es para que los puntos siguientes sean más fáciles de tratar. Por ejemplo, uno de los mitos más habituales es el de si las baterías deben quitarse de los portátiles si los tenemos conectados a la red de manera directa. Antiguamente, la respuesta era sí, pero hablamos en pasado. Gracias a la tecnología actual, y en concreto al avance de las baterías de ión de litio, esto ya no es necesario.
En cuanto la batería llega a su totalidad, el sistema lo detecta y la batería detiene su carga (se queda, por tanto, sin usarse). En otras palabras, la batería no sufre en absoluto como sí sucedía con las más antiguas. De hecho, y como simple curiosidad, muchas marcas no permiten ya extraer la batería de manera manual. Queda todo dicho.
¿Es malo estar cargando la batería constantemente? Falso
“No cargues la batería hasta que llegue a casi 0, que si no te la cargas”. Te habrán dicho alguna vez esta frase, seguro. ¿Lo mejor? Es completamente falsa, ya que toda batería funciona mediante los “ciclos de carga”.
Pongamos un ejemplo para que lo entiendas de manera fácil y sencilla. Si tu batería está al 50 %, la recargas hasta el 100 % y luego baja de nuevo al 50 %, en el momento que la vuelvas a cargar al máximo tendrás lo considerado como un “ciclo de carga” (50 % de un día y 50 % de otro, es decir, un 100 %). Esto es lo único que debes tener en cuenta.
¿Las baterías se desgastan con cada ciclo de carga? Verdadero
Las baterías, al igual que cualquier elemento tecnológico, se desgastan con el paso del tiempo. En el caso de las baterías, la clave está en los “ciclos de carga”. Cuantos más ciclos de carga, más desgaste.
¿Consejo que damos? Pues si tenemos en cuenta que la batería no sufre al estar conectado el PC a la red eléctrica, lo ideal es intentar que el portátil siempre consuma de la fuente de alimentación externa y no de la interna. Simple.
¿El calor afecta? Verdadero
Vamos a ser concisos: mucho cuidado con el calor. Al igual que con las baterías de los móviles, intenta que tu portátil esté en un sitio ventilado, así como una superficie que no se sobrecaliente.
¿Es peligrosa la descarga completa? Verdadero
Vamos a matizar el último punto, que parece un poco engañoso por el título facilitado. Un portátil se puede descargar al 0% y no ocurre nada (faltaría más). Ahora bien, si la batería se lleva sin recargar durante un largo periodo (semanas, por ejemplo), puede entrar en lo conocido como estado de descarga profunda. Las baterías tienen sus propios mecanismos para que esto no ocurra, pero ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar.

Esperamos les sea útil, deja tu opinión abajo!

Dejar una opinión